-A +A

Creada en 1957, la estación de Saint-Lary se desarrolló primero en el sector del Pla d’Adet, que concentra por sí solo cerca de un tercio de los alojamientos de la estación. Este «pie de pista» está directamente comunicado con el corazón del pueblo por los remontes mecánicos (teleférico y telecabina). Allí encontramos todos los comercios y servicios, escuelas de esquí y gran parte de la oferta Familia Plus: guardería, clases de esquí, Kidpark, etc.

Más tarde, con la construcción de la carretera de acceso y la fusión con Soulan, surgió un segundo pie de pista cerca del pueblo de graneros de Espiaube. Es el punto más cercano al pueblo si se llega en coche y sin dudas el más central para descubrir el conjunto del dominio.
El dominio esquiable, por su parte, es uno de los más vastos de los Pirineos, extendiéndose sobre diferentes laderas, con distintas configuraciones, tanto en alta montaña como en bosques… ¡una riqueza paisajística y de exposición que tiene la enorme ventaja de garantizar la práctica del esquí en casi todas las condiciones meteorológicas!

¡El principiante no está obligado a quedarse a pie de pistas!

Una de las principales ventajas del dominio de Saint-Lary es el haber sido diseñado para que toda la familia, independientemente del nivel de sus integrantes, pueda disfrutar de todo el dominio y reunirse, por ejemplo, a la hora de comer, en uno de los restaurantes de altura. Así pues, además de estar comunicado por numerosos remontes abiertos a los peatones, el dominio ofrece numerosas posibilidades de circulación «azules» alternativas a las pistas difíciles, para que tanto los buenos esquiadores como los que se inician puedan disfrutar juntos de los más bellos parajes de Saint-Lary. ¡Aquí, el principiante no está obligado a quedarse a pie de pistas!