-A +A
Unos paisajes increíbles, ya que el patrimonio natural del valle, y en particular el del Parque Nacional de los Pirineos, es único tanto por su fauna y su flora como por su geología, sus cimas, sus lagos y torrentes. Pero también un patrimonio cultural, ya que con el paso del tiempo, el hombre ha dejado innumerables huellas que quedaron preservadas de los avatares de la historia. Cada pueblo, cada aldea esconde una joya que puede descubrirse en alguna capilla, un retablo o un viejo molino… Y por último, ¡imposible hablar del Valle de Aure y su región sin abordar su patrimonio gastronómico y sus especialidades culinarias!