Desde hace más de 20 años, Saint-Lary propone un snowpark de primer nivel, cuidado y protegido cada día por un equipo de seis «shapers» profesionales, todos ellos riders.

En Saint-Lary 2400, el snowpark propone diferentes zonas de deslizamiento con módulos para todos los niveles repartidos en varias líneas de niveles variados. El sitio dispone de unos veinte módulos de jib, box, rails, etc.

El park está idealmente ubicado a la salida de la telecabina del Col du Portet, en un espacio soleado y propicio a las sesiones de fotos gracias a sus magníficas vistas panorámicas.

Sonorizado y comunicado por su propio remonte mecánico, goza de una flota de cañones innivadores así como de un espacio para relajarse, con tumbonas y barbacoa.

Al pie del snowpark, comienza la De Le Rue’s Line, una pista fácil que permite al amplio público descubrir de forma lúdica las sensaciones del boardercross.

A lo largo de la temporada, el snowpark de Saint-Lary acoge eventos como la Poney Session, la Copa del Mundo de Freestyle que se ha convertido en un referente en el mundo del snowboard.