Una de las grandes ventajas del dominio de Saint-Lary es su facilidad de acceso para los peatones: en efecto, una red de telecabinas, teleférico y telesillas abiertos a los no esquiadores les permite acceder al conjunto de las terrazas de altura y visitar el dominio hasta el Lago del Oule, a las puertas del Parque Nacional de los Pirineos.

La oferta Contempl’Action integra este acceso ilimitado y otros servicios como una visita a la Casa del Oso, una salida en raquetas o un acceso al centro termal Sensoria.